viernes, 21 de abril de 2017

Descubierta conspiración anticubana que involucra a terroristas, mercenarios y senadores chilenos



http://translatingcuba.com/wp-content/uploads/2015/12/payaacevedo04122015.jpg
Una fuente de total credibilidad dio a conocer que el connotado terrorista radicado en Miami y  liderzuelo de la Fundación Rescate Jurídico (FRJ), Santiago Álvarez Fernández Magriñá, orientó a la contrarrevolucionaria Martha Beatriz Roque Cabello –en forma secreta y malintencionada, en claro detrimento de otros proyectos enemigos para las venideras elecciones del Poder Popular del 2018– buscar respaldo entre los grupúsculos de mercenarios a favor de Cuba Decide, proyecto encabezado por Rosa María Payá, avalado por el senador Patricio Walker y sus asociados dentro del Senado de Chile, mediante el cual se “exige la realización de un plebiscito con impacto en el sistema político, económico y social de Cuba”. Según estos planes, se buscaría dar apoyo total a la reciente iniciativa injerencista promovida por el Senado del país austral.
Dos elementos interesantes existen alrededor de esta conspiración.
El primero es que FRJ está empleando fondos financieros y asesoría para patrocinar el proyecto preferido de los senadores chilenos, a la par que la consabida apoyatura mediática. De tal manera, solo quienes acepten priorizar a Cuba Decide serían beneficiarios de esos fondos, a saber originados por el Departamento de Estado y otras fuentes bastante conocidas como la NED, la USAID y otras tapaderas. Esto ha puesto furiosos y sorprendidos a varios contrarrevolucionarios que apuestan por otros proyectos alternativos, los que ven esta acción como un claro intento de desbancarlos de su protagonismo y, sobre todo, del dinero que tanto les motiva. A tal extremo ha llegado dicha reticencia, que solo el contrarrevolucionario Mario Félix Lleonart Barroso se ha prestado para difundir la iniciativa del senador Walker y la Payá dentro de las filas contrarrevolucionarias.
En segundo lugar, se sabe que el terrorista Santiago Álvarez contactó en Miami a otro criminal, Ángel de Fana –liderzuelo del grupúsculo “Plantados hasta la Libertad y la Democracia en Cuba” y recientemente “honrado” por el gobernador de La Florida con la Medalla de la Libertad– para que ordene a los grupúsculos que maneja dentro de Cuba a que se sometan a esta decisión, so pena de suspenderles los presupuestos financieros que les entregan regularmente para sus actividades subversivas.
Lo cierto es que la pretensión de apalancar a la Payá y su proyecto sobre los otros que desarrolla la contrarrevolución, además de burdo chantaje, es la apuesta por una personajillo cuyo recorrido actual por Chile  ha desinflado, sin poder evitarlo, el impacto mediático que buscaban alcanzar. Es la obcecada intentona de apadrinar un fracaso anunciado.  

jueves, 13 de abril de 2017

Un terrorista dirige entrenamiento de jóvenes cubanos en Miami


http://cuba.eurodermspa.info/wp-content/uploads/2017/04/30-cubanos-de-la-isla-se-preparan-en-miami-para-servir-en-la-lucha-por-la-democracia.jpg


La Fundación Rescate Jurídico (FRJ), en apariencia una organización sin fines de lucro y que aboga por una sociedad civil democrática en Cuba, que funciona con donaciones recibidas de bolsillos cubanos libres, es en realidad un grupúsculo dirigido por un terrorista de larga data, Santiago Álvarez Fernández Magriñá, cuyos oscuros objetivos es promover acciones violentas dentro de la Isla.
FRJ se ha dedicado en estos últimos tiempos ha seleccionar aquellos candidatos dentro de la contrarrevolución proclives a provocar un supuesto “pacifismo activo”, a los que da entrenamiento en seminarios en la casa Bacardí del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos de la Universidad de Miami, en Coral Gables. Uno de ellos tuvo lugar en el 2016. El más actual se ha estado desarrollando en este mes de abril del 2017 bajo la denominación de “Encuentro Fraternal por la Democracia en Cuba” y en el que participan alrededor de 30 contrarrevolucionarios captados dentro de la Isla.
La flor y nata de los enemigos de Cuba como Pedro Roy, Ángel de Fana, Ángel Cuadra,  Carlos Alberto Montaner y Rosa María Payá, participaron como ponentes en los seminarios, conferencias y clases magistrales.
Ha sido, sin lugar a dudas un foro de especulación sobre los destinos políticos de Cuba, aunque en su trasfondo ha servido para evaluar a cada uno de los integrantes de la contrarrevolución interna que participan en el mismo y sus potencialidades para asumir las tareas subversivas futuras dentro de nuestra Patria.
Dentro de los contrarrevolucionarios participantes se encuentran Egberto Escobedo Morales, Marta Sánchez Solís, Juan René Torres, César Iván Mendoza Regal, Freddy Junnier, Tania Echeverría Menéndez, Roberto Jiménez Gutiérrez Ramírez, Isabel María Marrero y Sissie Abascal Zamora, entre otros. En su mayoría son jóvenes que fungen como voceros de grupúsculos y auto titulados “periodistas independientes”
Es lamentable que estos jóvenes cubanos se vinculen a connotados terroristas para participar en actividades de entrenamiento para desarrollar actividades subversivas dentro de Cuba. No creo que su imprudencia o aparente inocencia les lleve a desconocer la catadura de estas personas que, como Santiago Álvarez, han estado involucrados directamente en actos terroristas contra su propio pueblo. Es todo una cuestión de conveniencia particular y de ansias de protagonismo y vida fácil. Participar en estos eventos les permite viajar, asegurarse fuentes de provecho financiero personal y buscar espacios de dudoso protagonismo.
Desconocer que Santiago Álvarez, promotor de estos eventos, sea un criminal, evidencia no solo ceguera política sino una detestable alianza que no les depara nada bueno o provechoso. Bastaría recordarles un breve historial de este sujeto que hoy los arenga a luchar “por la libertad de Cuba y que expongo en varios de mis artículos.
La vinculación de Santiago Álvarez Fernández-Magriñá con planes terroristas como la intención de volar el cabaret Tropicana en el 2001, intentos de introducir saboteadores en Cuba para propiciar acciones criminales durante la pasada visita a Cuba del Papa Benedicto XVI, así como en la Feria Internacional del Libro de la Habana, la reciente detención en mayo pasado de cuatro terroristas en Cuba, entre otros, así como su detención en noviembre del 2005 por posesión de considerables alijos de armas, presuponen que el uso del dinero de la venta del Santrina sea usado para financiar este tipo de acciones. Álvarez ha sido sospechoso de varios planes terroristas cuyos objetivos serían la colocación de una bomba contra la embajada de Venezuela en Guatemala, atentar contra la refinería de Alba Petróleos en El Salvador y realizar un ataque magnicida contra presidentes de Cuba, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Venezuela, en la Cumbre de la CELAC en Costa Rica.
En un artículo titulado “Santiago Álvarez y los otros protegidos del FBI en Miami” expongo este largo historial de quien ahora se erige como promotor de jóvenes disidentes dentro de Cuba.

miércoles, 12 de abril de 2017

El papel injerencista del senado chileno a favor de los enemigos de Venezuela y Cuba



https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/d/d3/Emblema_Senado_de_la_Republica_Chile.png/400px-Emblema_Senado_de_la_Republica_Chile.png
Dos pasos en contra de naciones progresistas de América Latina –Cuba y Venezuela– acaba de dar el Senado chileno como muestra de su apego a la guerra mediática contra estas naciones y su posicionamiento a favor de los planes hegemonistas de EEUU en la región, manipulando el controvertido tema de los DDHH y la democracia. El primero fue la resolución adoptada en marzo mediante la cual acordó solicitar al gobierno de Michelle Bachelet que apoye la iniciativa del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de suspender a Venezuela del organismo, “si no se convocan elecciones democráticas en un corto plazo”. El segundo acaba de ocurrir ayer cuando dieron aprobación  a un proyecto –presentado por los senadores Adriana Muñoz, Jacqueline Van Rysselberghe, Ena Von Baer, Pedro Araya, Carlos Bianchi, Francisco Chahuán, Juan Antonio Coloma, Alberto Espina, José García Ruminot, Alejandro García-Huidobro, Antonio Horvath, Hernán Larraín, Iván Moreira, Manuel José Ossandón, Víctor Pérez Varela, Jorge Pizarro, Baldo Prokurica, Rabindranath Quinteros, Patricio Walker y Andrés Zaldívar– mediante el cual solicitan a la presidenta y a su canciller “promover en todos los foros internacionales el derecho inalienable del pueblo cubano a elegir su futuro y apoyar la realización de un plebiscito vinculante con este fin en Cuba”. Dicho acuerdo fue respaldado por 21 votos a favor y una abstención.
De acuerdo con este proyecto dan un espaldarazo a las pretensiones de los grupúsculos contrarrevolucionarios internos en Cuba de promover un plebiscito vinculante para pretender cambiar el orden institucional en la Isla. Argumentando manipuladamente el derecho soberano de los cubanos a decidir sobre su gobernabilidad, se suman a las campañas de los enemigos de la Revolución cuyo objetivo es desmontar el socialismo en nuestra Patria. Particularmente, su objetivo es dar validación al proyecto contrarrevolucionario Cuba Decide, impulsado por la mercenaria Rosa María Payá.
En franca violación de la soberanía cubana y dando muestras de una abierta injerencia en nuestros asuntos internos, dicho proyecto invita  “al gobierno cubano a respetar y proveer las condiciones que garanticen la oportunidad de participación y la soberanía ciudadana en el proceso plebiscitario, garantizando: la independencia e imparcialidad del organismo electoral encargado de la organización del proceso, para que todos los votos sean contados de manera precisa, justa, igualitaria y transparente; la presencia de observadores nacionales e internacionales en todas las etapas; la libertad para hacer campaña electoral en el pleno uso de la libertad de expresión y asociación, así como el acceso igualitario al censo, al electorado y a los medios de comunicación, incluso en los que son de propiedad estatal o son controlado por el mismo”.
Pretender que tienen facultad alguna para hablar en nombre del pueblo cubano sobre su futuro constituye una muestra de irrespeto hacia el mismo, el cual tiene bien claro cuáles son sus aspiraciones con respecto a su futuro político y social. Los cubanos repudian a las falsas democracias capitalistas y neoliberales. Sería más honesto que estos senadores atendieran con honestidad y empeño los problemas que en materia de derechos humanos afectan a su nación.

lunes, 10 de abril de 2017

Proyectos contrarrevolucionarios dirigidos a las elecciones en Cuba en el 2018



http://ichef.bbci.co.uk/news/ws/1024/amz/worldservice/live/assets/images/2015/04/23/150423161335_cuba_blog_640x360_epa_nocredit.jpg
Unas activas campañas han desarrollado en los últimos tiempos varios grupúsculos contrarrevolucionarios dentro de Cuba con vistas a alcanzar el vano sueño de destruir a nuestra Revolución por vía electoral, a partir de las puertas que le abre nuestra constitucionalidad. En este sentido, varios voceros de la contrarrevolución intentan postular como candidatos a delegados a nivel de circunscripciones –según declaraciones de los mismos– entre 60 y 80 de sus representantes en las venideras elecciones del 2018. Para ello han contado con el apoyo financiero y propagandístico externo de los principales alabarderos de la guerra mediática anticubana, quienes han recurrido a todos los artilugios posibles para venderse como opción alternativa para nuestro pueblo, sin tener en cuenta su falta de representatividad ante el mismo y, particularmente, su discurso apologético anti socialista y pro capitalista.
La mayoría de sus futuros postulantes tratarán de presentarse como defensores de un cambio, aunque para ello escondan sus verdaderas pretensiones. Algunos de ellos son contrarrevolucionarios de larga data, aunque pretenden incorporar y apalancar a ciudadanos cuya percepción no sea tan repudiada por nuestros conciudadanos y que les permitan la posibilidad de ser postulados.
Se espera que estos proyectos o aquellos nuevos por aparecer con vistas a las elecciones del 2018 se comporten como parte de la estrategia promovida desde el exterior y promovida por sus asalariados internos para vulnerar la institucionalidad dentro de Cuba, cuyo objetivo final es el derrocamiento del estado socialista.
Varios son los proyectos contrarrevolucionarios identificados con vistas a estas elecciones del 2018, destacándose entre ellos los siguientes:

domingo, 9 de abril de 2017

Por suerte para contrarrevolucionarios internos en Cuba no se aplica la Ley HR 347



https://2012patriot.files.wordpress.com/2012/06/hr3472.jpg
El 27 de febrero de 2012 el entonces presidente Obama aprobó y firmó en EE. UU.  la controvertida ley HR 347 (Federal Restricted Buildings and Grounds Improvement Act), bautizada ya por los estadounidenses como 'Goodbye, First Amendment' ('Adiós, Primera Enmienda'). Según la nueva norma, queda prohibido para toda persona cualquier demostración de protesta y la participación en todo tipo de manifestaciones. Esta ley establece un castigo de hasta 10 años de cárcel para quien a sabiendas entre o permanezca en cualquier edificio o terreno sin la autorización legal del Gobierno. También se puede acabar tras las rejas si otra persona denuncia que se tiene la intención de protestar. Asimismo, para acercarse al presidente de EE. UU. o a cualquier otro político, una persona común y corriente necesitará un permiso especial. La ley incluye como delito la intención de impedir o perturbar lo que es el desarrollo de las funciones normales del área privada o del Gobierno.
De hecho la HR 347, aprobada por unanimidad en el Senado y por amplia mayoría en la Cámara de Representantes,  puede reprimir cualquier protesta en cualquier lugar como, por ejemplo, en eventos deportivos o públicos. Según los críticos, la controvertida ley restringe la libertad de expresión y podría ser usada en contra de aquellos manifestantes que el Gobierno determine.
Los pocos mercenarios anti cubanos realizan frecuentes provocaciones, alteraciones del orden público, llamamientos a la indisciplina social, diminutas marchas callejeras e informes falsarios. Si vivieran en EE UU no habría reparo en aplicarles la Ley HR347, la cual “prohíbe las protestas pacíficas y la libertad de expresión en los eventos políticos o en los alrededores de algunos edificios gubernamentales.” El movimiento Occupy  Wall Street ha padecido la aplicación de es cuestionada y repudiada ley. Los propios periodistas han sido presionados por las autoridades para no acceder a los lugares de protesta. De realizar las actividades contrarrevolucionarias y provocadoras  que cotidianamente realizan en nuestro país los grupúsculos contrarrevolucionarios como UNPACU, las Damas de Blanco, el CID, etc., frente a instituciones gubernamentales como las sedes de los Órganos del Poder Popular, el Consejo de Estado, el Ministerio del Interior, estaciones de policía y otros lugares públicos, en EE UU  estarían sujetos a la aplicación de la Ley HR 347.

Como puede apreciarse, aquellos expertos en victimización y en la falacia tienen la suerte de intentar subvertir la institucionalidad en Cuba. Otra cosa les sucedería si lo hicieran en USA y no fueran asalariados de esta nación. ¿Entiendes, Eliécer Ávila?

sábado, 8 de abril de 2017

Golpear al mercenario donde le duele: el bolsillo.



http://cde.3.elcomercio.pe/ima/0/1/0/9/0/1090650/558x367.jpg
Quejas y quejas llueven sobre mojado por parte de mercenarios sobre decomisos de dinero y de aquellos medios que les son entregados por sus financistas para llevar a cabo su actividad subversiva dentro de Cuba, así como multas recibidas por sus acciones de desacato e indisciplina social. En un trabajo publicado por mí en el 2011,  Economía cubana versus mercenarismo”, reflexionaba sobre la necesidad de atacar directamente –aunque nos hemos demorado en establecer la legislación adecuada– al mercenario y al dinero y recursos sucios que les provee la ayuda financiera de la NED, la USAID y otros enemigos de Cuba. España y EEUU tienen leyes que emplean elevadas multas contra quienes protestan y todos callan al respecto. ¿Por qué con Cuba se forma tamaño alboroto? Es solo conveniencia insidiosa.
Recuerdo de este trabajo algunos criterios que comparto con mis lectores:
1) Incitados por el dinero sucio con el que les pagan su traición a la Patria, varios grupúsculos contrarrevolucionarios, fundamentalmente en diversas provincias, han organizado desde hace algunos meses diversos shows mediáticos, en los que llaman a la desobediencia social y reclaman provocadoramente supuestos cambios “democráticos” en Cuba. La constante actividad antisocial está dirigida a vender al exterior la falsa imagen de que en la Isla existe un ambiente de represión y persecución política.
El negocio de la contrarrevolución les reporta a estos individuos alrededor de 75 CUC por actividad provocadora. Su papel para merecer esta limosna de sus amos es simplemente causar alboroto, ir a marchas minúsculas y sin representatividad popular, fabricar “huelgas de hambre”, crear contextos y situaciones en los que la genuina ira popular se ve lesionada por estas provocaciones. Baste recordar que nuestro pueblo se hastía de estos espectáculos y en muchas oportunidades trata de expresar su respuesta legítima a favor de la Revolución.
2) ¿Por qué, me pregunto, estos detractores no han tenido la honestidad de reconocer que, luego de ser detenidos, son trasladados a sus provincias de origen, sin pagar un centavo, de manera segura y confortable, contentos íntimamente por haberse embolsillado una cantidad de dinero sucio a cambio de su traidora actividad? ¿Por qué, también me pregunto, el Observatorio para la Protección de los Defensores de los Derechos Humanos, la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y otros organismos que encabezan la guerra mediática contra Cuba, no comprueban la veracidad de estas denuncias y se prestan al jugo difamatorio de estos mercenarios?
Por mi parte, considero, que ha llegado el momento, en medio de la batalla que libra nuestro pueblo por lograr una solución a los problemas de su desarrollo económico y social, que estos vagos, antisociales y lumpens mercenarios, contribuyan con parte del premio a su traición para pagar los costos en que incurre el país para protegerlos de la repulsa popular y en su traslado a sus provincias de origen. Entiéndase que este pago no es un reconocimiento a los mercenarios como cuentapropistas, ni aporte alguno a la ONAT. Es simplemente el resarcir al Estado por los daños que provocan en sus intentos de alterar el orden constitucional y por protegerlos del pueblo al que ofenden.
La economía cubana lo exige. Este despilfarro de gasolina en que se incurre para trasladarlos debe ser compensado de alguna manera, así como los recursos empleados en su protección.  A la par, es una forma de desestimular a esta dañina y detestable actividad contra la Patria.
Este es mi criterio y libremente lo expongo.

viernes, 7 de abril de 2017

El Directorio Democrático Cubano (DDC) ordena realizar sabotajes dentro de Cuba



https://es.panampost.com/wp-content/uploads/directorio-democratico-cubano-represi%C3%B3n-cuba-r%C3%A9gimen.jpg
Una fuente creíble ha informado que varios directivos del DDC, grupúsculo contrarrevolucionario asentado en Miami, han enviado instrucciones secretas a varios de sus asalariados contrarrevolucionarios dentro de Cuba –a saber Ángel Moya Acosta, coordinador del llamado Movimiento Libertad democrática de Cuba, y a Jorge Luis García (Antúnez), cabecilla del llamado Frente de Resistencia Civil Orlando Zapata, entre otros– con vistas a radicalizar sus llamadas acciones “pacíficas” dentro de la Isla, bajo la consigna de “los cubanos nunca hemos tenido miedo”. Dentro de estas órdenes expresas están las de propiciar la paralización del transporte público mediante actos de sabotaje tales como ponchar las gomas de ómnibus dedicados a la transportación pública y colocar azúcar o arena en estos vehículos y en otros medios de trasporte estatal para inutilizarlos.
Asimismo, tales medidas se complementan con otras acciones como colocación de carteles y promover protestas tipo guarimbas en las calles y espacios públicos. La idea esencial sería vender a los medios internacionales la falsa imagen de una apreciable desobediencia civil y crisis de gobernabilidad dentro de la Isla, así como manipular como antipopular cualquier medida gubernamental.
La promoción de estas acciones subversivas –cada vez más violentas– está dirigida a tratar de incorporar a nuevos potenciales adeptos, a sembrar el caos y el descontento ciudadano y a propiciar una vía de utópico protagonismo alternativo ante las venideras elecciones del 2018.
DDC cuenta con un amplio historial de provocaciones contra Cuba, tanto desde el exterior como usando a la contrarrevolución interna. Estas acciones, por supuesto, están también dirigidas a obtener fuentes de financiamiento por parte de la administración Trump y otros enemigos tradicionales de la Revolución, en detrimento del papel rector de la FNCA como receptor y canalizador del dinero USA para la subversión en Cuba.

ShareThis